La crónica de Carlos Del Valle

HASTA EL AÑO QUE VIENE

Efectivamente digo año, porque soy de los que le gusta la frase de que no cumplimos años, cumplimos temporadas y para mí el año acaba el 30 de junio. Esta temporada termina con sensaciones muy encontradas, al menos bajo mi punto de vista la califico como correcta, hemos quedado en el mismo puesto que le presupuesto que tenemos, pero la cierro con la sensación de que con muy poco se hubiese hecho mucho más.

En ocasiones la falta de ambición, la falta de fortuna, algún error individual nos ha impedido sumar unos puntos más, y también hay que decirlo, las actuaciones arbitrales creo que nos han quitado bastante más de lo que nos han dado.

A modo de resumen de la temporada, el equipo comenzó en la primera jornada bastante bien, a pesar de haber empatado 1-1 contra un recién ascendido, las sensaciones fueron muy buenas, con hasta 7 ocasiones claras de gol, sensaciones que se vieron refrendadas en la segunda jornada con un 2-4 en Córdoba.

Las jornadas iban pasando y la victoria en casa no terminaba de llegar, un contundente 0-4 ante el Zaragoza y un empate en casa contra un Elche netamente superior hacía que las dudas se fuesen generando a lo que hubo que sumar un desastroso partido en copa.

En la jornada 8 llegó la primera victoria como local ante el Albacete, la cual fue precedida por otra victoria ante Osasuna, pero que no permitían avanzar en la tabla ya que durante ese periodo se enlazó una racha de 5 derrotas seguidas fuera de casa.

Tras un 4-0, en Riazor, llegó el derbi en la jornada 14, con la sensación de que el entrenador que perdiese se iba para su casa. Ese día el Oviedo estuvo soberbio, ganando 2-1, pero habiendo hecho méritos para un marcador más contundente, sumándose un 3-0 ante el Reus en casa y un 0-0 en el insular donde al menos, nos escatimaron dos penalties en un partido que merecimos ganar.

El final del 2018 llego con dos partidos complicados, ante el Granada donde se perdió por la mínima en un partido que se mereció más y un empate 0-0 en casa ante el Málaga, lo cual nos dejaba en tierra de nadie con 23 puntos en mitad de la tabla.

Con el nuevo año llegó la gran racha de Anquela, un 2-3 en el descuento en Soria daba inicio a una racha de 6 victorias en 7 partidos, la cual nos metía de lleno en la pelea por el playoff ubicándonos en la sexta plaza.

Tras esa racha llegó el empate 0-0 en Albacete, en uno de los partidos más intensos y bonitos de la temporada, empate tras el cual, comenzaron las “desgracias” futbolísticas, llegó el Lugo que, tras haberle hecho un gran partido, donde se mereció ganar con claridad, un córner en el 93, nos llevaba 2 puntos de la hucha, tras el Lugo se fue a Mallorca, donde posiblemente hicimos uno de los peores partidos de la temporada, sin ser capaces de tirar a puerta y con el Molinón a la vista, previa visita de un desahuciado Nastic.

Del partido del Molinón, poco hay que decir, se jugó mal, pero aun así se llegó al final del encuentro con opciones, las cuales fueron desbaratadas por el colegiado al anular el gol del empate a Ibra.

Tras el partido del Molinón llegaba nuestra gran oportunidad en la liga, 4 partidos en casa, los 3 puntos del Reus y una salida asequible como era Almería.

De los cuatros partidos de casa, cuatro empates, los más sangrantes el de Las Palmas, donde un error individual de Nereo hacía que volasen otros dos puntos en el descuento y sobremanera el 3-3 ante el Cordoba, el cual le costó el puesto a un ya muy discutido Anquela.

Con 7 partidos por delante y a 5 puntos del playoff llegaba Sergio Egea, un hombre del agrado de la afición con el cometido de intentar alcanzar el playoff. Las cosas empezaron bien, con una victoria en Almería y un empate ante un muy buen Granada, pero una vez más el fútbol nos volvía a bajar el subidón con un contundente 3-0 ante un Málaga con 10 en la Rosaleda. Quedaban 12 puntos y había opciones reales, pero las sensaciones, no eran las mejores.

Los últimos 4 partidos se cerraron con dos victorias en casa y dos derrotas fuera, las cuales nos permitieron seguir con opciones hasta el último partido más por la inacción de los contrarios que por nuestros triunfos.

En resumen, como he dicho, se ha hecho una temporada correcta, tampoco más. Siempre que hemos tenido la presión de engancharnos al tren, cuando tuvimos la obligación de ganar, nunca lo hicimos y eso se paga. Por otra parte, eché en falta la estabilidad tanto en el sistema como en las alineaciones, con la excepción de enero y febrero, nunca llegó a haber un once tipo y me quedo con la sensación de que ni Anquela ni Egea tuvieron claro al 100% a lo que querían jugar con esta plantilla, demasiados golpes de timón en una temporada.

Hay bastantes lecciones que sacar de esta temporada, de las que la nueva dirección debe tomar nota, la primera, cierto es que Anquela pidió una plantilla corta, pero dentro de la “cortitud” de la plantilla ha habido jugadores que simplemente no han estado por diferentes motivos.

La segunda lección es hacer un bloque sólido atrás, un equipo que quiere ascender no puede encajar en casa 6 goles ante dos equipos que han descendido, del mismo modo que tampoco puede ser que se pasen partidos enteros sin tirar a puerta o no se sea capaz de competir ante rivales superiores como ha sucedido en Coruña o en Málaga.

En resumen, ahora a desconectar y descansar con la expectativa de quienes defenderán este escudo y esta camiseta la temporada que viene, en la que por lo menos ya no tenemos que desembolsar a Hacienda ningún pago millonario.

Valoración de la temporada a nivel individual.

Alfonso, comenzó como titular, pero acabó relegado al banquillo, la lesión de Nereo le dio dos partidos adicionales, que sirvieron para mostrar que en esto del fútbol hace falta un portero que vaya bien por arriba y dé seguridad. Valoración; 5, bajo mi punto de vista se le podría dar salida.

Nereo, una de las grandes sorpresas de la temporada. Acierto total el de Anquela cambiando el portero, seguro por arriba y clave en muchos partidos. Valoración; un 8.5, creo que debería seguir.

Diegui, cumplidor, siempre está ahí cuando se le necesita y da lo máximo. Valoración; un 6, debe seguir.

Carlos Martinez, un jugadorazo lastrado por las lesiones que le impidieron participar de forma continuada. Aun así, lo poco que jugó dio señas de su calidad. Valoración; un 5 por la escasa participación. No debe renovar.

Carlos Hernandez, al igual que nuestro equipo, su juego a rachas, anotando 4 goles y combinando buenos partidos con errores garrafales. En resumen, lo he visto peor que la temporada pasada; un 5.5, si no estuviese renovado me plantearía su continuidad

Christian; tanto de central como lateral siempre está ahí para cumplir y luchar por el equipo. Con sus dos golitos y la asistencia a Tejera ante el Alcorcón aportó a que el equipo sumase. Un 6.5; le daría una temporada más, pero que alguien le recuerde que el año que viene hay VAR.

Javi Hernandez, otro de los aciertos de Anquela el darle la oportunidad, demostró ser un buen central y no se arrugó al dar el salto. Valoración; un 8, sería interesante retenerlo.

Mossa, especialmente en el inicio de la temporada lejos del nivel mostrado el año anterior, eché en falta sus subidas por la banda. Valoración; 5.5, al igual que Carlos si no tuviese contrato me plantearía su continuidad.

Alanís, tardó en entrar y en su primer partido en Alcorcón se lesionó. Una de las decepciones de la temporada, no mostró el nivel que se le presupone a un internacional. Valoración; 3. Para mí una de las salidas fijas que liberará tope salarial.

Forlín, otro que tampoco aportó ni justificó su coste. Desaparecido de las alineaciones. Valoración; 2. Otro que debe salir para liberar tope.

Bárcenas, espectacular en el segundo tercio de la temporada, coincidiendo con su ubicación en la banda izquierda. De agradecer renunciar a la selección hasta en cuatro ocasiones, aun así su rendimiento no justifica pagar 1 millón de euros para un equipo de segunda división. Valoración; un 7

Javi Muñoz, de más a menos, comenzó dando muy buenas sensaciones que fueron apagándose. Eficaz ante equipos que dejan espacios, pero muy endeble ante equipos que aprietan y presionan. Lejos de las expectativas que tenía en él. Valoración; 4. No sigue

Folch, lejos no, lejísimos del jugador que vimos la temporada pasada. Lento y en ocasiones torpe en el campo. Valoración; 4, tiene contrato, pero su rendimiento no justifica la renovación

Tejera, posiblemente el mejor jugador de la primera vuelta. Tiene mucha calidad y ha sabido liderar al equipo. Su rendimiento se resistió tras la lesión que dio paso a Jimmi. Valoración; 7. Debe seguir

Jimmy, la revelación de la temporada. Menudo mediocentro nos hemos encontrado, tuvo su oportunidad y supo aprovecharla. Muy justificada su titularidad. Valoración; 9. Sigue

Edu Cortina, sinceramente no entiendo que no se le diese algo más de bola en los últimos partidos de la temporada, como por ejemplo Pamplona.

Borja, es buena noticia su renovación. Algún motivo que no entiendo habrá para que no haya sido ni convocado.

Viti, luchador en la banda derecha, pero con grandes problemas de lesiones. El año que viene tiene que terminar de explotar, valoración; 6. Sigue

Boateng, dio buenas sensaciones en los dos primeros partidos. Muy luchador, pero torpe con el balón. No entiendo el lío que se montó cuando se le dio la libertad a un jugador mediocre, de hecho si hubiese seguido, le habría cortado la progresión a Jimmi. No sigue.

Ibra, creo que tiene más de lo que nos ha aportado esta temporada. Bagaje insuficiente de 6 goles. Valoración; 6. Le daría otra oportunidad.

Aaron, posiblemente el caso de hundimiento de un futbolista más acusado que vi en mucho tiempo. Darle la libertad ha sido una buena decisión. Valoración; 0.

Joselu, vino con muchas expectativas tras la campaña que hizo en el Lugo hace dos años. Creo que no hemos sabido aprovechar las cualidades de este jugador que vive de los espacios, como se vio ante el Majadahonda. Aun así 11 goles no es un mal bagaje. Valoración; 7. Sigue

Omar, fichaje de invierno. Jugador de mucha calidad con el cual se puede construir la próxima temporada. Esperemos que las lesiones lo respeten.

Saúl, intermitente. Los días que apareció el equipo lo notaba. La lesión tras el derbi le lastró toda la segunda vuelta. Este equipo necesita al mejor Saúl. Valoracion; 6.5

Toché, dos buenas temporadas avalaban su continuidad a pesar de que las sensaciones no eran las mejores a nivel físico. Evidentemente cuando un delantero cierra el año con 2 goles es un fracaso. Valoración; 3; no debería continuar.

Steven, salió en varios partidos a intentar aportar pero, creo que anda lejos de lo que se requiere en segunda división. Yo le hubiese dado minutos a otros jugadores del filial.

Anquela; renovó avalado por un porcentaje muy alto de la grada. Era la primera vez que se daba continuidad a un entrenador del Oviedo desde el regreso a segunda división. El rumbo de equipo fue errático y nunca hubo ni un sistema ni un once tipo. Salvó el pellejo en primera instancia en el derbi en el Tartiere. Ilusionó con su racha de principios de año, pero acabó diluyéndose en un equipo gris y sin ambición, lo cual terminó en una destitución tras el 3-3 ante el Córdoba.

Egea, no mejoró la labor de Anquela, vino como revulsivo y quizá como apaciguador. El equipo necesitaba una reacción que no llegó a producirse

En fin, el año que viene más, ahora le toca trabajar a la dirección deportiva en las bajas, renovaciones y fichajes. Creo que con la repesca de Lolo se puede ayudar a la defensa que necesita como mínimo un central de garantías y un lateral para cada banda.

En el medio del campo, no lo tengo tan claro, al menos un jugador de nivel para la banda izquierda si queremos liberar a Saul para que pueda ir al medio y un mediocentro para tener recambios.

Arriba por supuesto necesitamos un delantero capaz de meter otros 10-12 goles junto con Joselu. El resto, de tener que rellenar, hacerlo con gente de casa que cuestan menos.

HALA OVIEDO, NOS VEMOS EN AGOSTO.

La crónica de Carlos Del Valle

PREMIO DE CONSOLACIÓN

Jornada extraña tras un domingo extraño con el accidente mortal de Jose Antonio Reyes por causa del cual 8 partidos fueron aplazados al martes 21.00, mala hora hasta para los que estamos lejos.

Esta vez tocó ver el partido un poco “a cachos”, para mí eran las 14.00 y con el trabajo se complicó la tarea, aun así pude sacar tiempo para ver el partido y sacar unas conclusiones mínimas.

Antes de comenzar a escribir, agradecer a los menos de 6.000 que fuisteis a apoyar al equipo y dar voz a los que lo sufrimos en la lejanía o a aquellos que en a cercanía no pueden ir por causas ajenas a su voluntad, supongo que quienes no fueron pudiendo ir, sus motivos tendrían, solo pido que si por un casual entramos en playoff y podéis ir a las maduras, apoyéis por los que tampoco estaremos por causas ajenas a nuestra voluntad; a los menos de 6.000 que fueron ayer a las duras, no hace falta recordárselo.

Ayer, para mí era un partido muy importante, para salir a ganar, no solo por seguir con vida en la lucha por el ascenso, que, aunque sea remota, la hay, si no por darle un vuelco a la tendencia y quedar por delante de un club que hace dos años nos sacaba tres categorías, para mí no es algo baladí, es una nueva bofetada de realidad a los que no hace mucho nos decían eso de “mi filial, tu rival”, a ver que excusa sacan este año.

En fin, centrándonos en el partido, me sorprendió la alineación sacada por el mister, con la grata sorpresa de ver a Omar Ramos de mano, pero con Folch en lugar de Tejera y con la titularidad de Steven, estas dos últimas decisiones, incomprensibles bajo mi punto de vista. La primera, porque Tejera otra cosa no, pero llegar con el balón controlado a los metros finales y saber distribuirlo donde se cuece el gol es una de sus virtudes, y sobre todo ante un equipo que se iba a abrir para ganar el partido y ofrecer huecos, Tejera era necesario, tanto por la gestión del balón como por la presión.

La segunda de ellas, por una razón muy sencilla, con dos peloteros en cada banda como Omar y Saul, simplemente ceñirme al primer gol de Joselu con Ibra ya en el campo, el grande al palo corto a fijar y el pequeño a buscar el hueco descolgándose en el segundo palo.

Sobre el partido a pesar de un inicio bastante parejo, destacando por nuestra parte un remate a bocajarro de Ramon Folch, de esos que no se pueden fallar que fue0 invalidado por fuera de juego, a partir de ahí poca cosa, dominio muy claro del Majadahonda, especialmente en la parcela central, donde nuestro medio del campo, bajo mi punto de vista lastrado por un Folch que esta temporada no ha estado, que se vio plasmado por un golazo de Fran Varela en el minuto 25 y que fue igualado en una jugada de pundonor por Diegui para mandar el partido al descanso.

Como dato anecdótico, creo que sobre el minuto 30 vi una estadística de disparos 1 a 10, mientras que la de faltas era 13 a 3. Un dato bastante poco alentador para una primera parte en la que el poco fútbol que pusimos partió de las botas de Omar Ramos, un jugador que de haberle tratado un poquito mejor las lesiones otro gallo nos hubiese cantado; como decían en el día después “caviar beluga”.

La segunda parte comenzó por los mismos derroteros, el Rayo, apremiado por la necesidad de ganar que imprime jugarse la vida fue mejor, nos entró por donde nunca te pueden entrar, por el centro, por el mismo centro donde nos metieron el tercer gol y por donde les anularon un gol al poco de empezar la segunda parte. Por el sitio donde nunca le pueden hacer daño a una defensa que aspira a ascender.

Como he dicho antes, por cuenta de la hora del partido no he podido prestar especial atención a los detalles del partido y con el 1-3 la cosa invitaba a apagar el teléfono y hasta el año que viene, pero, el futbol tiene estas cosas y en un barullo en un balón parado, Carlos recortaba distancias poniendo el 2-3 y Egea, que ya había dado entrada a Ibra, metió lo que le quedaba, Viti obligado por lesión de Diegui y Tejera para intentar sacar algo cerca del área de un Majadahonda que había retrocedido 20 metros para defender el empate entregando la amplitud del campo al Real Oviedo, error.

Como comentaba antes, en el minuto 86, en una jugada por la banda, esta vez Viti enviaba un balón largo que Joselu solo en el segundo palo empujaba a las redes ante una defensa concentrada en marcar “al alto”.

A partir de ahí, partido roto, el Rayo buscando los más que necesarios tres puntos y el Oviedo a buscar una que le permitiese engancharse a los del playoff, dado que ni Cadiz ni Deportivo eran capaces de ganar. En este caso las palabras sobran, hay un video que describe a la perfección lo que es el futbol de vida o muerte, el fútbol que tanto nos gusta, arranca en el minuto 94, como esta vez nos ha salido cara, os invito a verlo y disfrutar, con dos ocasiones claras de gol en menos de 70 segundos, uno para cada equipo y un tanto sobre la bocina del Joselu que fichamos, del Joselu para jugar con espacios y aprovechar su velocidad con una definición precisa.

Sobre los jugadores, esta esta es la valoración

Alfonso, lo poco que he podido ver, no es Nereo y por arriba no da la seguridad de Nereo; de hecho, el segundo gol deja un defensa en el primer palo, que de toda la vida es el palo del portero, un síntoma de falta de confianza por arriba y que acaban clavando por debajo de las piernas de Jimmy, por el tiempo que lleva sin jugar y la parada en el 94 que le mandan al muñeco le voy a poner un 5.

Diegui, cumplidor y un golito más para la cuenta. Un 6

Carlos y Javi Hdez, a pesar del gol de Carlos, cuando a una defensa le entran 4 veces con claridad por el medio es síntoma de una actuación deficiente, a un defensa profesional de segunda división le hay que exigir que por lo menos por el medio y de cara no te pueden entrar. Un 4

Christian, partido gris e impreciso en los pases. Un 5

Folch, a pesar de que se lo anulasen por fuera de juego, el remate que hace en el área pequeña, un futbolista profesional lo tiene que meter, no rematar al muñeco y luego echar el rechace fuera. No entendí su titularidad en un partido que nos iban a salir a atacar y a dejar huecos. Un 4

Jimmy, bastante tuvo con contener el medio del campo, no ha sido de sus mejores actuaciones. Un 5

Omar Ramos, el único motivo durante 80 minutos para pagar una entrada. Es una alegría ver que no solo Jimmy levanta la cabeza y cambia el juego, solo espero que las lesiones lo respeten para la próxima temporada, tenemos un jugadorazo en la banda derecha. Un 7.5

Saul, con físico sigue siendo diferencial. Ayer todo lo que hizo e intentó con criterio. Un 6

Steven, Destaco el balón que pelea en el gol de Diegui y su entrega y lucha en el tiempo que estuvo. Un 5

Joselu, y de repente apareció el Joselu del Lugo, el delantero oportunista que sabe ganar esos dos metros que necesita para anotar un gol. Esperemos aprovecharlo mejor la próxima temporada, aun asi, cierra la liga en casa con 10 tantos. Un 7.5

Ibra, para mi cumplió su función, aunque la que falla en el 94 es imperdonable para un delantero de esta categoría, para mí, cierra la temporada en casa con muchas dudas. Un 5

Tejera, se notó su entrada al campo, la sensación de peligro en comparación con la que transmite Folch es la noche y el día. Un 6

Viti, cuando un jugador, a pesar de llevar una racha mala, entra en el campo 10 minutos y da dos asistencias de gol, se le felicita y sobran las palabras. Un 7.5

En fin, se acabó la temporada en casa, una temporada para sacar muchas conclusiones, pero eso será la próxima semana, por el momento queda disputar una jornada más. Al menos, como dice el título de este escrito, nos llevamos el premio de consolación, ser el equipo mejor clasificado de Asturias, hay quien piense que esto no es el objetivo o que es una minucia, pero después de estos 16 años en los que nos ha pasado absolutamente de todo mientras que ESOS durante el mismo período, jugaron 5 años en primera división, ingresando más de 70 millones de euros entre traspasos, televisiones, fondo de compensación, ayudas institucionales, etc…. (si queréis los números, el que sabe de eso es Roberto Bayón). Mientras que nosotros con gran esfuerzo, pagábamos 250.000 euros de traspaso por un jugador (Joselu), ellos pagaron 2 millones de euros por un jugador en idéntica posición, con un tope salarial un 50% superior, la realidad es que hemos terminado por delante, lo que no sucedía desde el año 2002 y a mí, me sirve.

Como he dicho, la semana que viene, tocará recapitular la temporada, o no, en esto del futbol, nunca se sabe. Lo que si me quiero es adelantar en una reflexión, la temporada no ha sido un fracaso, nuestro presupuesto es el octavo y en el peor de los casos octavos quedaremos, fracaso sería quedar en el decimoquinto lugar, también lo digo, entiendo la decepción de no haber entrado en playoff, pero a día de hoy estamos en el puesto que nuestro presupuesto, si no se consigue mejorar en la última jornada, tocará trabajar más y mejor el año que viene.

HALA OVIEDO

P.D. Honor a la plantilla del Extremadura, capaz de, sin jugarse nada, brindar una victoria a su compañero ante un equipo que se ha caído del playoff merced al resultado de ese partido.

Rueda de prensa Sergio Egea

Se llega a la última jornada con opciones, gracias a sus futbolistas que son unos auténticos profesionales.

Entramos bien en la segunda parte. El Rayo Majadahonda es un equipo que juega muy bien al fútbol. Con el 1-3 era muy complicado, se levantó el partido por entrega e ilusión. No se dieron por vencidos.

El Rayo tenía la opción de ganar. Nosotros estábamos intranquilos, en el segundo tiempo leímos bien. Con los goles de ellos fuimos adelante en modo suicida y vamos a Pamplona pudiendo entrar en Play Off

En el descanso hablamos de mejorar. La felicidad total con el gol de Joselu en el final. Lo paso mal cuando no ganamos, lleva el equipo 4 años buscando el Play Off.

Si nosotros hacemos nuestro trabajo el resto pueden fallar como hay ha sido.

Hala, a hacer Flashback

🖊 Luis Cabo

A pesar de que, además de que somos pocos y nos conocemos mucho, la semana siguiente a que el Málaga nos metiese la del pulpo ya habíamos tenido una muestra de cómo iba a reaccionar la gente al siguiente tropiezo, tengo que reconocer que me ha sorprendido el nivel de desencanto después de la derrota contra el Tenerife.

Lo de “desencanto” lo digo por ponerlo finamente y sólo porque uno es muy educadín. Porque, más que simple frustración o desilusión, lo que exhibe el oviedismo en las redes esta semana parece un cabreo de proporciones bíblicas. Y en ese adjetivo sí que estoy siendo textual, porque el discurso ahora mismo anda entre el delApocalípsis de San Juan y las Lamentaciones de Jeremías; y la justa indignación a la altura de la de Moisés cuando bajó del monte y se encontró al electorado poniéndole cirios a los xatos: “Ahí van las tablas de la ley, el matu en llamas y el rosario de vuestra madre; y la temporada que viene ya podéis fichar al Charlton Heston pa la película, que yo no renuevo el abono” (Éxodo 32:19–28; con alguna licencia en la traducción).

Así que una vez instalados en el ya habitual llanto y rechinar de dientes, con semejante cabreo generalizado, Anquela ya depurado y Egea todavía ascendido a los altares, sólo queda la plantilla para desahogarse. Con lo que me temo que la petición de purgas, lapidaciones y autos de fe va a seguir hasta final de temporada (¡y más allá¡, como decía el majadero de Buzz Lightyear).

Que sólo viene a querer decir que han vuelto los éxitos del verano: “!Mercenarios¡” “!No quieren subir¡” “!Vagos¡” “¡Limpia!” etc., etc., etc. Tonadillas que en Oviedo son ya más tradicionales por estas fechas que los villancicos en Navidad. Al que teníamos que intentar fichar urgentemente es a Georgie Dann, para ver si por lo menos les podemos poner música.

Yo creo que al oviedismo nos hace falta pararnos a pensar y discutir con más calma muchas cosas. Empezando por si tienen sentido las expectativas que nos empeñamos en imponernos cada año, o lo que pasa es que tenemos mucha tontería encima. Como esos guajes que salen en Youtubedejándose los dientes o las joyas de la corona contra un pasamanos: “Que no, rapaz, que el problema no ye si manejas mejor o peor el monopatín, sino que a pié se cansará más y llevará más cachu, pero ye como se bajan les escaleres. No haciendo el pijo.”

Pero, tal y como está el percal esta semana, me parece que lo más útil ahora mismo es recordar cómo nos las apañamos en el pasado para superar situaciones parecidas. Porque los que tenemos un poco más de edad ya hemos vivido una etapa casi idéntica a la actual: retorno a 2ª desde 2ªB, seguido de muchos años de darnos bofetada tras bofetada a base de creer que teníamos que subir por el nombre y empeñarnos en la revolución permanente. Años en los que, como ahora, aquí no nos valía nadie y terminábamos todas las temporadas en les pates de atrás y pidiendo quemar el chiringuito.

Todo eso ocurrió en los años 80, y la temporada que creo que más tenemos que recordar ahora mismo es la 1986/87. Esto es, la anterior a la del último ascenso a 1ª.

Para empezar, fue más rara que un perro azul marino y más larga que un fin de semana sin partidos. Hoy nos quejamos de los experimentos de Tebas y La Liga, pero a los responsables de entonces deberían haberles hecho también controles anti-droga. Aquel año se sacaron de la manga una 2ª con 18 equipos y dos fases de competición.

Primero una liga normal, sólo que con cuatro equipos menos que ahora. Pero aquí viene el viaje lisérgico: basándose en la clasificación en esa primera fase y conservando los puntos para la siguiente, se crearon tres grupos de liguilla de seis equipos cada uno. Los 12 primeros clasificados divididos en dos grupos (uno con los equipos que terminaron en posiciones pares, y otro con los impares), para pelear por el ascenso. Y los seis últimos de la fase regular en una liguilla de descenso.

En la fase regular el Oviedo terminó quinto por la cola (14º), con lo que entramos en la fase de descenso. El entrenador a esas alturas de temporada era el mítico José Carrete, al que se había subido desde el Vetusta tras cesar a Antonio Ruiz al final de la primera vuelta. Carrete había mejorado ligeramente el rendimiento del equipo, básicamente a base de implantar un estilo muy físico (eso que antes se llamaba pundonor, ahora llaman actitud y mi güelu llamaba puñar como animalinos), pero no lo suficiente para salvarnos.

La fase de ascenso fue un auténtico desastre, acabando terceros por la cola, en descenso directo. Si no bajamos a 2ªB fue sólo porque, en su siguiente delirio creativo, la Federación decidió a última hora ampliar tanto 1ª como 2ª a 20 equipos; con lo que al final se cancelaron los descensos ese año. Vamos, que nos salvamos sólo en los despachos.

Pero por lo que me parece que merece la pena acordarse ahora de aquella temporada no es por su rareza, sino por lo que se hizo después. Si aplicásemos la lógica en la que parecemos instalados hoy en día, parece claro por dónde deberían haber ido los tiros: limpia, remodelación radical de la plantilla y nuevo entrenador mediático, resultón o experimental (vamos, lo que sea menos un entrenador trallado en segunda, porque semos el Oviedo).

En lo del entrenador no anduvo muy lejos la cosa: se fichó a Vicente Miera, que había entrenado al equipo en y tras el último ascenso a 1ª, y venía de ascender también al Sporting y de entrenar desde entonces en 1ª. En ese sentido, no se me ocurre ningún entrenador en la actualidad que sea asequible y tenga ni de cerca el historial de Miera o el respeto que le tenía entonces la afición del Oviedo. Si a algún lector sí se le ocurre alguno, se lo compro.

Pero lo que nos puede chirriar de verdad hoy en día es lo que se hizo con esa plantilla que venía de descender virtualmente al equipo: ni limpias, ni remodelación, ni la burra al trigo. La temporada siguiente se mantuvo a casi toda la plantilla.

Una plantilla que había empezado a formar José Luis Romero cuatro años antes. Poco a poco, con paciencia, haciendo pocos fichajes pero con cabeza, las apuestas y experimentos con la gente del Vetusta y sin intentar arreblagar o asaltar bastillas.

De hecho, para la temporada 1987/88 sólo se ficharon cuatro jugadores: el Tuto Sañudo, Carlos Muñoz, “Chapacú” Hicks y Edorta Murúa (si no me equivoco fueron esos cuatro, porque escribo de memoria y la vieyerano perdona). Y con sólo cuatro nuevos jugadores y esa base de plantilla que casi baja y hoy habríamos sin duda defenestrado no sólo se consiguió el ascenso, sino también la permanencia en 1ª al año siguiente. Además, muchos de aquellos jugadores siguieron contribuyendo al equipo bastantes años más. Incluyendo más de uno al que en 2ª se había tildado de limitado y por los que pocos aficionados habrían apostado para 1ª. Sobre gente como Gorriarán, Elcacho, Juliá, Viti, Vili, Hevia, Paco o incluso Tomás, cuando estaban en 2ª, se decían cosas muy parecidas a las que se escuchan hoy en día sobre Diegui, Christian, Folch, Carlos Hernández y compañía. Aquello de “muy limitado,” “le falta técnica” o directamente “no vale para 1ª.”

Y lo más importante: las cosas entonces no se hicieron así por casualidad, sino porque a esas alturas ya habíamos comprobado que la otra forma de hacerlas, la de las prisas, cabreos, limpias y revoluciones constantes sólo conducía al desastre. Pero ésa es otra historia.

En resumen, que yo creo que, si tenemos que hacer flasback, mejor que sea a las temporadas que terminaron devolviéndonos a 1ª, en vez de a las de hace dos y tres años. Más que nada porque ya vimos cómo acabaron unas y otras.

Y vais matame por decirlo pero, ya en frío y pasado el disgusto del Domingo, a mí me parece que hemos hecho muy buena temporada y, si no nos empeñamos en tirar ahora a la basura lo que se ha hecho estos dos últimos años, me ilusiona mucho lo que podemos hacer el año que viene con esta base y sólo un pelín de suerte con un par de retoques a esta plantilla. Ya sé que es que soy muy raru…

https://www.youtube.com/watch?v=0mP9PST8wR8

La Crónica de Carlos Del Valle

Real Oviedo

ASI NO

Antes de empezar el partido escribí, “no me gusta, pero lo entiendo”. No me gustaba la alineación, en radio mantuve que con lo que hay, había que aprovechar a Ibra para jugar de espaldas, pero entendí lo que quería hacer Sergio Egea.

Aprovechar esa impaciencia del Tenerife ubicando un medio centro adicional y así bloquear a Milla y dar una ayuda a Alanis para el cuerpo a cuerpo con Malbasic y Nano y liberar a Bárcenas y Viti por las bandas y a Tejera para que pudiese iniciar las jugadas 10 metros más adelante buscando sorprender en velocidad.

Desgraciadamente nada de eso, Bárcenas fue una sombra del jugador de mitad de temporada, Viti estuvo totalmente desaparecido y está empezando a ganarse el título de overrated “jugador sobrevalorado” y Tejera es un espejismo desde el día de su lesión.

El partido tiene poco resumen, para mí dos palabras, ASÍ NO, falta de ambición, falta de imaginación, falta de fútbol, no lo sé. Comentaba una persona a mi lado en lo que tengo que darle la razón “parece la primera jornada de liga” y no el día en que te juegas el playoff.

De la primera parte como he dicho, nada que comentar, únicamente el afán desmesurado de Carlos por cometer un penalti y la nula creación del equipo en el área visitante.

La segunda más de lo mismo, quizá la entrada de Ibra nos dio algo en ataque, como al menos es alto, alguna de cara te la recibe y te la amplía, lo demás se puede resumir en un partido apático del que me voy con la sensación de que con un poco más de ganas, con un poco más de orgullo y ambición se pudo haber sacado mucho más.

Ahora mismo lo único que pido, es acabar la temporada ganando en casa, lo siento por el Majadahonda, que hubiese ganado ayer, para acabar por delante del equipo de la ciudad de enfrente, para al menos llevarse una mínima satisfacción y que Michu comience a fraguar una plantilla con jugadores de verdad, capaces de dar ritmo al juego y competir, todo lo demás sobra.

Los jugadores

Nereo, a pesar de encajar dos goles, cumple. Tampoco le vamos a pedir milagros, bastante hizo con ganar el juego aéreo, librar una cesión horrorosa de Carlos y los dos goles pues un penalti y un remate a bocajarro en el área, no se puede pedir más. Para redondear su actuación, un vuelo paradón suyo en el final del encuentro nos permitió seguir con vida. Le doy un 8

Diegui, todo voluntad y es de agradecer, corre y da la cara como el que más. De hecho, en la primera parte fue posiblemente el jugador más nombrado, pero en esta división se necesita algo más, necesitamos un jugador que ponga los balones donde duelen y no aleatoriamente, si tuviese la pierna de Carlos Martinez, sería de lo mejor de la categoría. Aun así, por su empeño le voy a aprobar justito, un 5.5

Carlos Hdez. hace años que no veo a un defensa central hacer un partido tan lamentable como el que ha hecho Carlos hoy. Lo de hoy no es digno de un futbolista profesional, hizo tres penaltis, dos de hechos clarísimos y con suerte le sancionaron uno. A punto estuvo de liársela a Nereo en la primera parte con una cesión de regionales. Llevo tiempo quejándome de sus errores dignos de categorías del futbol base, ¿alguien me puede explicar a santo de qué va a meterle un viaje al atacante del Tenerife por la espalda sin opción de balón en el área? ¿O a quién está marcando al arranque del córner en el que nos pitan el penalti? Para mí hoy un 0 absoluto.

Alanís, es un jugador que como el tercer central de la defensa de cinco, cubriendo al espacio, me gusta, pero en el marcaje posicional de un 4-4-2 es incapaz. A mí hoy hay una jugada en la que me desconcierta, no entiendo que se le pasa por la cabeza, en una contra del Tenerife en la segunda parte, que casi se pone a la altura de Nereo, invito a verlo, ¿Qué se iba a poner, de segundo portero? Errores de este calibre, denotan que este jugador no está capacitado para ser titular en una defensa dura de un equipo que quiere subir a primera división. Esperemos que en verano las chivas, que solo juegan con mexicanos se lo lleven, ya que en México Alanís tiene buen cartel, el jugador mexicano está cotizado al alza y las chivas pagan. Un 1

Mossa, hoy me quedó claro por qué sin ser Roberto Carlos, Christian es titular. Con Mossa tengo un problema, tiene muchas facultades, pero no las termina de explotar, es un jugador que está rindiendo por debajo de lo esperado, también hay que ser justos, con el compañero que tenía por delante, no se pueden esperar milagros. Un 4

Folch, una de las decepciones de la temporada. El sentido táctico que dio al equipo el año pasado es un mero recuerdo, nunca ha sido capaz de mandar ni ordenar, sinceramente, hoy viendo el partido, era el momento de darle la alternativa Edu Cortina en un partido de verdad, puede que la lesión de Viti impidiese ese cambio. Aun así en el minuto 60 Folch llevaba en la frente pintada la palabra banquillo. Un 2

Jimmy, al menos fue el único capar de cortar balones, de hacer un cambio de juego, de intentar algo. Tuvo un par de errores graves en la salida del balón, pero se le tienen que perdonar, bastante está haciendo, siempre he dicho que los que tienen que sacar los partidos adelante y a los que se deben exigir responsabilidades es a los que más cobran. Jugadores como Jimmy, todo lo que hagan es sumar. Un 7

Tejera, desaparecido. Este hombre desde la lesión no ha vuelto aparecer, hecho mucho en falta ese centrocampista que tanto me gustó. Este tipo de jugador como dije antes es al que hay que exigirle resultados y hoy ha estado fatal, el cambio al descanso era muy claro, un 2.

Bárcenas, voy a hablar de 3 jugadas en la segunda parte. Un futbolista profesional que no sea capaz de dar un pase a 5 metros a un compañero que se lo haga mirar Hoy Bárcenas en el primer cuarto de la segunda parte, tuvo tres. Sin desborde, sin la ambición de principio de liga, sin saber que hacer en el área, hoy dos llegadas, dos recortes y dos balones a nadie. Un 1

Viti, hoy no hizo absolutamente nada, es muy sintomático que compartiendo banda con Diegui, en la primera parte Diegui llegase 4-5 veces a línea de fondo para centrar y Viti 0. Lo siento mucho, pero ya no es un crío de 18 años que está empezando, lleva 4 temporadas alternando con la primera plantilla y tiene que mostrar que merece le hueco en el primer equipo. Un 3

Joselu, al menos Joselu se partió los cuernos, lo dejaron totalmente aislado y como detalle era el único que corría a por el balón para sacar una falta. Este jugador es mucho más aprovechable de lo que le hemos conseguido sacar. Un 5

Ibra, me gusta jugar con un punta grande para fijar y uno pequeño para revolver. Hoy quedó claro que tenía que haber salido de mano y que la alineación de Folch fue un error o no salió bien. Al menos cuando está en el campo genera incertidumbre entre los rivales. Un 5

Omar Ramos, tiene mucha calidad, es una pena que lo hayamos podido disfrutar tan poco. Hoy el tiempo que estuvo creo peligro, evidentemente cuando tienes una marca doble, tampoco le vamos a pedir milagros, al menos intentó buscar meter balones en el área. Un jugador para conservar. Un 6

Steven, salió a sustituir a Viti y poco o nada pudo hacer. Mi opinión personal es que no tiene nivel para la segunda división, principalmente porque aún no le he visto bajar un balón a la primera. Creo que tanto Edu como Borja están por delante suyo y ahora que ha acabado la liga en segunda B, merecen como mínimo jugar un partido en el que se juegue algo, como es la semana que viene para que se vea su capacidad para segunda división, que creo que la tienen. Sin calificar

En fin, nos quitaron el caramelu de lo que queda de temporada, como he dicho antes, al menos que nos vamos a volver a quedar otra vez, y van cuatro a las puertas, ganar un partido para quedar por delante de esos y dar la oportunidad de que los futuribles del vetusta puedan competir en segunda división.

HALA OVIEDO

Convocatoria Jornada 40

Sergio Egea ha convocado a 18 jugadores para el partido del domingo ante el CD Tenerife en el Heliodoro Rodríguez López (18:00h)

Edu Cortina y Josín, del Vetusta, las novedades en la lista. Toché y Javi Muñoz, siguen sin entrar.