La crónica de Carlos del Valle

CAMBIO DE MENTALIDAD

El lunes, horas antes de la destitución de Anquela, puse en el grupo ROMQUS “acabar la liga con dignidad”, al poco se anunciaba la llegada de Egea. La llegada del argentino supuso un soplo de aire fresco y para mí lo más importante, un cambio de mentalidad, de pasar de una justificación continua a un discurso ganador. A pesar de que hoy la segunda parte no ha sido buena, el equipo ha mantenido la mentalidad de querer ganar y estoy seguro de que a Málaga irá a ganar y apretar.

El rival de hoy era de los difíciles, con mucho medio campo y con una solidez defensiva que destaca por encima de los demás (24 goles en contra en 37 partido, casi nada), el Oviedo empezó muy bien, yendo a por el partido y anulando al Granada con fútbol, con ataque. Cierto es que el Granada amarra bien y no te deja tirar, pero cerca estuvimos de adelantarnos con un remate de Ibra que Rui Silva se encontró.

Me gustó mucho la mentalidad del equipo, con las consignas muy claras, haciendo desplazamientos para buscar el 1 contra 1 con Saul y llegando con varios hombres al área rival, recuerdo una jugada que Joselu olvidó levantar la cabeza cuando llegaban Bárcenas y Tejera en oleada. Como comentábamos en el descanso, se puede ganar, se puede perder, pero si se va a por el partido desde el minuto 1, no se puede reprochar.

Sorprendentemente, el descanso no nos vino bien, el Granada tomó la iniciativa con Fede Vico y Puertas (¡Qué jugador!) y en un gravísimo error de Carlos, despejó al medio, donde nunca se puede dejar un balón muerto que fue aprovechado por Fede Vico para poner el 0-1, a partir de ahí el Granada nos metió en su terreno, deteniendo el juego cada vez que había una falta y un arbitraje desquiciante, que sumado al bajón físico de Tejera (andaba 5-10 metros por detrás de la jugada) hizo que le Granada nos sacase de quicio y nos dominase, a Jimmy no se le puede exigir que el sólo aguante al equipo y menos ante un centro del campo con tanta calidad.

Egea, tomó la decisión de meter centímetros en el campo, con la entrada de Toché por Joselu y frescura por la banda derecha con el cambio de un eléctrico Viti, que cada vez que sale pasan cosas por un muy gris Bárcenas. Y de la misma manera que dije el día de Las Palmas, que el fútbol castiga al rácano, hoy hizo lo propio con el Granada, el cual se desinteresó de que hubiese fútbol desde el 0-1, un error grave de un central propicio que Ibra aprovechase su ocasión y plantase el 1-1.

Con el 1-1, llegó lo que más me gusto del equipo, en lugar de conformase con el empate, el equipo fue a por más y cerca estuvo de conseguirlo en un remate de cabeza de Ibra y otro de Folch al borde del área, tras jugada de Viti, para mí ésta es la actitud cuando te juegas un playoff, el fútbol es un deporte para valientes y eso es lo que espero ver de mi equipo el próximo lunes en Málaga, un equipo que busque la victoria y crea que es posible.

Sobre los jugadores

Nereo, tuvo dos buenas intervenciones, tendría que ver el gol para ver si marca el palo o no puede llegar, hizo una salida desastrosa que casi nos cuesta un disgusto. Me gustó mucho su actitud echando el equipo ara arriba. Un 6.5

Diegui, como siempre muy constante en su entrega, el orden del Granada no le dio mucho chance. Un 6

Carlos Hernández, si hay algo que me molesta en un futbolista profesional, es cuando comete fallos que se explican en infantiles, un futbolista no puede despejar nunca hacia el medio, basta comprobar lo que hace Javi Hdez, siempre hacia la banda. Lo hizo dos veces, una de ellas costó un gol, su reacción después del gol, fue muy clara, supo que había cometido un error de los de libro. Pudo anotar a la salida de un corner si hubiese tenido un poco más de fe y no estuvo mal al corte, aunque Adrián Ramos le comió la espalda en el gol anulado por fuera de juego. Aun así, cuando hay tanto en juego, no se pueden cometer estos errores tan graves, especialmente cuando el que tienes enfrente tiene calidad, un 2.

Javi Hdez, como siempre muy eficaz en la tarea defensiva, como dije antes los despejes los hace para la banda, no para el medio, no es tarea fácil defender el costado de Vadillo. Su salida de balón es exquisita. Un 7

Bolaño, es nuestro guerrero y a veces cuando hace falta soltar alguna para que el equipo reaccione, ahí está. Vadillo apenas le ganó ningún duelo y en el juego aéreo fue de los pocos que ganó los duelos. En ataque lo intentó, pero tampoco es el mejor centrando. Un 6.5

Jimmy, nuevamente le tengo que dar el mejor jugador del partido, la primera parte fue una gozada verle repartir juego con Tejera, haciendo lo que se le pide, basculando el juego hacia Saul cada vez que había una oportunidad de tener un uno contra uno en la izquierda. La segunda parte hizo lo que pudo, con un Tejera cansado y a 10 metros del balón fue capaz de robar varios balones en zona crítica al Granada y lo dio todo, el cambio era lógico, ya que hacia falta reforzar el medio del campo y estaba cansado. Un 8.5

Tejera, naufragó en la segunda parte y eso el equipo lo notó. Hoy estuvo flojo, un 4

Bárcenas, desaparecido. No sé lo que le ha pasado a este jugador, es un jugador que tiene una calidad terrible, pero sinceramente hizo Viti mucho más en 10 minutos que él en todo el partido, es una pena que un hombre llamado a ser desequilibrante, esté pasando por una fase de juego tan gris. Un 3

Saúl, regular partido hoy. Cierto es que por muy mal que esté, de repente en un chispazo le pone un caramelo a Ibra en la cabeza para culminar la remontada, pero me remito a lo dicho en otros partidos. Un 5

Joselu, muy trabajador y activo en el área, pero tampoco tuvo ocasiones para hacer más. Un 5

Ibra, muy vivo al aprovechar el error del Granada, pero luego no fue capaz de anotar el segundo en un maravilloso balón de Saul, como me dijo un buen amigo “metió la difícil y falló la fácil”.  Durante el partido, a pesar de que su gol y dos ocasiones buenas, no fue capaz de ganarle la batalla a Germán y tuvo fases desaparecido. Un 5.5

Toché, salió a aportar altura al ataque para intentar cazar una, pero no llegó a disponer de una oportunidad.

Viti, cada vez que sale Viti es sinónimo de revolución, tuvo dos buenos duelos en carrera que ganó con claridad a su par, llegando a conseguir una grandísima ocasión en el segundo de ellos que Folch no fue capaz de meter. Como siempre es la entrega personificada. Un 7

Folch, en apenas 5 minutos, tuvo una ocasión clarísima al borde del área chica y en vez de machacarla tiró un “peu”, solo me sale decir “Folch, rey, esa hay que meterla”.

Por ultimo, no quiero terminar sin mencionar el lamentable nivel del arbitraje de hoy, permitiendo las continuas pérdidas de tiempo del Granada, sin ningún tipo de criterio con las faltas, ni con el juego de codos. Aunque no tuvo ninguna decisión significativa en nuestra contra, durante la segunda parte, llegó a desquiciarnos, pitando faltas a la mínima, dejando que el Granada cortase el ritmo del juego cada vez que recuperábamos el balón y con una actitud y unos gestos que para mí sobran en un árbitro. Y para remarcar hay una acción que pita, que me demuestra que ese señor, no ha jugado al fútbol en su vida, en la que nos pita juego peligroso en una jugada en la que el jugador del Granada se agacha y mete la cabeza contra la bota de nuestro jugador. Señores, el futbol es un deporte de contacto y si no se permite el contacto, no es futbol.

En fin, creo que a pesar del arranque de la segunda parte, tengo motivos para creer que Egea puede, que con una mentalidad ambiciosa se pueden conseguir las cosas y si no se consiguen, al menos no quedar con la sensación de no haberlo dado todo por el objetivo. El lunes será difícil, pero el Málaga es un equipo inestable, al que si vamos a por él, podemos hacerle daño y podemos ganarle, es cuestión de creer hasta el final.

¡ HALA OVIEDO !

La Crónica de Carlos Del Valle

SER CONSCIENTES DE LO QUE HAY

El partido del sábado es del estilo de “sálvese quien pueda”, a un equipo al que le faltan los mejores jugadores, sin Saul, sin Forlin, sin Mossa, sin Joselu y sin Ibra pues poco más que dar la cara se puede exigir sobretodo teniendo enfrente a un Málaga recién descendido con jugadores como Ricca, Adrian Glez, Pacheco, Munir y demás.

Con todas y esas nos presentamos a jugar ante uno de los gallitos de la categoría, uno de los menos goleados junto con el Alcorcon, con un once de circunstancias y que para colmo había que añadirle en el calentamiento la baja de Omar Ramon por lesión.

El Oviedo además de los problemas de disponibilidad, venia de una racha de malos resultados, alguno de ellos inmerecido, pero que han puesto la continuidad del mister en serias dudas.

El partido no tuvo mucha historia, Anquela fiel a sus principios de entrenador conocedor de segunda división, echó el candado atrás y a esperar que surgiese una ocasión. Durante 80 minutos se consiguió anular al Málaga por completo, un buen trabajo táctico y atrás muy ordenados.

El plan no salió mal, únicamente falló el gol, el gol que le negó el fútbol a Viti en dos ocasiones, la mala suerte que se ceba con nosotros y que no nos da lo que merecemos, que no nos quiso dar eso que nos hacen otros equipos a nosotros, aguantar atrás y esperar a la que caiga y para adentro.

Tanto la primera ocasión de Viti, excesivamente marcado el gesto al palo largo, un centro desde la izquierda que cerca anduvo Diegui de rematar y sobremanera la segunda en la que el palo decide que el balón en vez de ir a dentro se vaya a las manos del portero nos privaron de habernos puesto por delante ante uno de los gallitos de la categoría y con un equipo de circunstancias.

Al final, el Málaga apretó un poco más y el Oviedo se dedicó los últimos minutos a defender un punto que me sabe a más, únicamente en esos minutos, la magia de Ontiveros en un sombrerazo por la derecha y un error de Javi Hdez en un cambio de juego que conllevó el gol no concedido al Malaga, fueron las únicas aportaciones al partido de nuestro rival.

Suscribo plenamente las palabras de Anquela, EL EQUIPO COMPITE y el que compite nunca está muerto.

Sobre los jugadores

Nereo, un 5, no tuvo mucho trabajo, me preocupan las salidas que hace en los balones que nos cuelgan en las faltas.

Diegui, un 8.5, estoy satisfecho de que haya vuelto el Diegui que fue con su selección, con velocidad, con desborde, sin ansiedad con el balón y con la mente en la portería, cerca estuvo de rematar un centro perdido al segundo palo despejado por Ricca.

Carlos, un 9, sublime como sus compañeros de trío de centrales, no se le escapó una.

Alanis, otro 9, tiene una clase y un estilo brutal, me da la sensación desde que está él ordenando atrás, se acabó la verbena.

Christian, un 9, mención especial a su trabajo, Javi sufrió en los tres cambios de juego que le hicieron, dos de ellos se los corrigió Christian.

Javi Hdez, un 7, como siempre este chico cumple, es un buen jugador de futbol y eso es esencial, aun le faltan cosas por aprender, sobremanera cubrir bien la espalda, tragó en los cambios de juego.

Folch, un 7, el Málaga no movió rápido el balón y eso siempre le viene bien, supo mandar al equipo.

Tejera, un 7, nunca se esconde y siempre es el que tira del equipo para arriba, sin duda es una de las mejores incorporaciones de este año.

Bárcenas, un 6.5 de más a menos, empezó muy bien muy incisivo y con los conceptos claros, en la segunda parte se disipó.

Viti, un 9, sobresaliente actuación de Viti, solo le faltó el gol, valor para encarar hasta a tres jugadores no le falta.

Toché, un 6, hizo su trabajo de intentar abrir espacios e incomodar, lo que casi da fruto al remate de Diegui que antes mencioné, tampoco es que le llegasen balones en exceso.

En fin, ahora toca el parón invernal, necesitamos que se vacíe la enfermería y se llene el contador de puntos en la clasificación. Esperemos un mejor 2019 que el año que se va futbolísticamente.

Saludos a todos desde México y HALA OVIEDO.

La crónica de Carlos Del Valle

IMG_3298

CRUZAZULEANDO OTRA VEZ

Este es el primer partido que me toca ver desde México (y por el móvil), pero de estos primeros días me he quedado con una expresión que utilizan por aquí y que creo que describe lo que últimamente nos está pasando, CRUZAZULEAR.

Esta palabra viene derivada de uno de los equipos punteros del país, que se llama el Cruz Azul, al que también llaman “el subcampeón” y que es experto en “cagarla”, especialmente en los finales de partidos.

El diccionario Larousse, de manera informal, ha descrito esta expresión como “Ganar continuamente y perderlo todo por un error”, “perder con torpeza sorprendente” o “Estar cerca de conseguir algo y no lograrlo”.

En el día de ayer vimos un Oviedo diferente, valiente y que fue a por el partido con ambición. La suerte se puso de cara y a los 9 minutos 1-0 tras un gran remate de Ibra a un melonazo de Tejera.

A partir de ahí, el Oviedo siguió intentando buscar el segundo tanto acorralando en el área, especialmente con un remate de Carlos a la salida de un córner que se fue por muy poco y un paradón del portero del Mallorca.

La revolución en el 11 introducida por Anquela permitió atacar por las dos bandas, Bárcenas, aunque bastante mejorable dio mucha más presencia por el costado derecho en ataque, lo cual también supuso desahogar la banda izquierda para que Saúl y Mossa pudiesen asociarse además de un Ibra que cada vez que recibía el balón volvía loca a la defensa visitante.

Por su parte Folch y Tejera mandaban en el medio del campo sobre un Salva Sevilla que se deshacía en poco más que dar patadas y la defensa apenas tuvo trabajo más allá de una galopada de Lago Junior que se aprovechó de la falta de conceptos defensivos de Bárcenas.

El balance de la primera parte fue demoledor, 12 tiros frente a 1 o 2 y satisfacción por parte de la parroquia azul.

Comenzó la segunda parte y el Mallorca dio un paso adelante, comenzamos sufriendo y en un pelotazo largo a la banda, Aridai le hizo un auténtico traje a un Mossa que en vez de aguantar para esperar a que llegase una ayuda, salta y le da todo el espacio para que encare puerta desde la banda, con dos compañeros disponibles en el área pequeña, Lago Junior marcado por Carlos y Abdón solo con Bárcenas a tres metros mirando (los conceptos defensivos…). Y así fue como en la primera llegada decente al área el balón sobrepasa a Nereo, que queda sujetando el poste y Carlos casi en un dos contra uno introduce el balón en el área, es decir, CRUZAZULEADA.

Los siguientes minutos del partido, fueron de dominio visitante, Folch se vino abajo y con Él, se vino abajo el Oviedo y cerca estuvo Pedraza de remontar el marcador tras un centro de Salva Sevilla.

La reacción del entrenador no se hizo esperar y dio entrada a Javi Muñoz por Joselu, sacrificado por el planteamiento inicial a una banda, con la intención de recuperar el control perdido en el centro del campo.

Poco a poco el Oviedo fue retomando el control del partido, mientras que el Mallorca dio entrada a Stoichkov (Juan Diego Molina) y Buenacasa para acularse atrás y esperar matarnos en una contra.

Por nuestra parte Boateng sustituyó a un lesionado Saul y con el Mallorca metido atrás, Anquela buscó más presencia en el área con la presencia de Toché.

Se vieron minutos buenos, incluso mereciendo marcar, recuerdo un remate de Boateng detenido por el portero, un buen centro de Barcenas buscando a Boateng que cortó la defensa, otro buen remate de Forlin y un control de Ibra que la defensa se lo levantó en el último momento.

Ya al final del partido, con el Oviedo totalmente volcado, un error gravísimo de Bárcenas en un control al borde del área provocó una contra del Mallorca salvada en el último suspiro por un Nereo que se tiró con todo a los pies del delantero y que sacó la defensa en última instancia, que casi nos hace volver a perderlo todo en el ultimo minuto.

Mi sensación es que no se ha hecho un mal partido, todo lo contrario, el equipo fue a ganar, llegando a disparar 20 veces, pero todo eso de nada vale, si nos siguen llegando una sola vez y lo que tanto nos cuesta conseguir, nos lo quitan con una triste llegada.

Si queremos aspirar a algo no podemos volver a cruzazulear.

Valoración de los jugadores

Nereo, me deja dudas, no he visto lo suficiente como para poder valorarle. En el primer gol para mí, hace algo extraño en el gol del Mallorca quedando como abrazado al poste. En la salida de la contra del último minuto está providencial. Un 6.5

Bárcenas, partido con luces y sombras. Su presencia en un puesto que no es el suyo y donde muestra sus carencias defensivas, nos permitió ser más incisivos en ataque por la banda derecha, no hay más que comparar las veces que hemos entrado por la derecha en este partido con los anteriores. Se le nota con una carencia brutal de conceptos defensivos, tanto en las marcas a Lago 4 metros por detrás, en el gol del Mallorca, en vez de cerrar queda mirando y por supuestos los errores individuales que supusieron pérdidas de balón y a la postre ocasiones claras del Mallorca, alguien tiene que explicarle que esto no es la liga MX, que aquí te cierran 2 y 3 jugadores. Un 4

Forlin, correcto, no tuvieron mucho trabajo atrás y a excepción del gol y la contra final (donde tampoco pudieron hacer mucho más) mantuvieron bastante a raya al Mallorca. Rozó el gol al final del partido. Un 6

Carlos, similar a Forlin, desgraciadamente su rechace se fue para dentro y su remate para fuera. Me dio la sensación de que no acusó durante el partido el período de baja. Un 6

Javi Hdez, cada vez más asentado en el once inicial y más seguro en el campo. No tuvo mucho trabajo. Un 6

Mossa, en ataque bien en la primera parte, desparecido en la segunda. A mi entender grave error en el gol del Mallorca saltando en vez de guardar la posición y ofreciéndole todo el carril a Aridai. Un 3

Tejera, nuevamente canalizando toda la ofensiva azul, dueño y señor durante la primera parte, algo más desaparecido en la segunda. Un 7

Folch, durante la primera parte volvimos a ver al Folch que todos esperamos, incluso llegando al área, cuando se le acabó la gasolina, el equipo se vino abajo, de ahí los cambios reforzando la medular. Aunque mejora las semanas anteriores, aún le queda para recuperar el nivel de años anteriores. Un 5

Joselu, el sacrificado del esquema, echado a la banda, lejos de su posición natural apenas se le vio. Un 5

Saul, lo intentó durante la primera parte, pero se fue apagando poco a poco. Mala noticia la de su lesión. Un 5

Ibra, el mejor jugador del partido, fue una auténtica pesadilla para la defensa visitante que no supo defenderle. Magnifico remate de cabeza que supuso el 1-0. Un 9

Javi Muñoz, su entrada le dio al equipo más estabilidad en el juego y permitió meter al Mallorca dentro de su área. Un 6

Boateng, luchador pero impreciso, aporta solidez al equipo, pero necesita mejorar en la parcela individual. Un 5

Toché, minutos testimoniales.

Personalmente, creo que se mereció ganar. El equipo lo intentó por ambas bandas, por el centro, se adaptó bien a los diferentes escenarios, 20 disparos a lo largo de un partido hablan de un equipo con ganas. El problema sigue siendo el mismo de jornadas anteriores, nos cuesta horrores anotar y cuando nos adelantamos en el marcador con poco nos empatan y eso nos está costando muchos puntos en lo que va de campeonato.

Creo que hay margen de mejora, la plantilla tiene recorrido para más. Ahora vienen dos partidos complicados en los que necesitamos sumar, si no lo sacamos con los de abajo, habrá que hacerlo con los de arriba. De lo que va de año, el peor gusto que me queda es que hemos jugado contra los 4 ascendidos y no hemos ganado a ninguno, a pesar de haber jugado en casa contra tres de ellos.

Necesitamos sumar más y cruzazulear menos. HALA OVIEDO.