La Cara del Oviedismo

Con la ilusión de haber sumado por fin la primera victoria de la temporada, junto al esperanzador empate ante un equipo llamado a pelear por los puestos nobles como es el Real Zaragoza, el Real Oviedo se reencontraba con los suyos en un partido donde los carbayones esperábamos que llegase la victoria que confirmase la recuperación definitiva del equipo de Javi Rozada.

Sin embargo, ese triunfo no llegó porque la injusticia del fútbol se hizo latente en el Carlos Tartiere, con un Numancia que se llevó demasiado premio tras el buen encuentro realizado por los oviedistas, pero los tres disparos que golpearon tres veces el poste, o el buen hacer de un viejo conocido como Dani Barrio, que sacó dos balones cuando ya casi se cantaba gol en la grada, impidieron que no se lograra un resultado mucho más abultado.

Ese infortunio de cara a puerta hizo que el solitario gol de Bárcenas a los 11 minutos tocase defenderlo con uñas y dientes, hasta que un rechace suelto en el corazón del área tras repelerla Nereo, le llegaría a Carlos Gutiérrez para alojar el balón en la red, haciendo que otros dos puntos se fueran al limbo en el maldito tiempo de descuento (Y ya van 5 partidos que sucede esto).

Un insuficiente empate que a muchos nos dejó tocados anímicamente, pero, personalmente, lo que realmente me tiró el alma a los pies no fue el resultado, sino el desánimo que capturó el objetivo de LNHA de una pequeña aficionada del Real Oviedo tras el pitido final. En dicha imagen podemos ver reflejado en el rostro de alguien inocente el vivo retrato de cualquier oviedista, después de recibir un mazazo que nos empujaba nuevamente al fondo de la clasificación cuando parecía que, cual topo de feria, ya íbamos a asomar la cabeza.

Pero el fútbol no para y ya se nos viene una nueva revalida con la visita este domingo al Carlos Belmonte de Albacete. Un estadio donde hasta la fecha sólo se ha podido vencer en tres ocasiones (la última hace 8 temporadas en 2ªB), y para el que tendremos las bajas seguras sobre el césped de Ortuño por contrato y Bárcenas concentrado con su selección; además de la de quien les escribe en la grada visitante, a diferencia de la pasada temporada cuando se logró un 0-0 y fui partícipe de una canción dedicada a Bolaño (eso algún día lo contaré por aquí).

Una victoria en suelo manchego podría suponer una buena ocasión para iniciar el despegue, y de paso, que LNHA pueda tener muy pronto la oportunidad de compartir en su blog la imagen de esta pequeña carbayona feliz y sonriente, volviendo a ser el retrato sincero que refleje la cara del oviedismo.

Javier Atance

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s