Análisis Real Oviedo – Lugo por Pablo Riesgo

“Nos crean muchas ocasiones con muy poco. Quizás deberíamos ser más contundentes. Vamos a tener que trabajar ese aspecto porque en tu casa debes mantener al equipo rival más lejos de tu área” (Sergio Egea).

Hay cosas que, inevitablemente, no cambian y el fútbol tampoco se escapa del fenómeno actual de la inmediatez. Por eso lo que a continuación se explica tiene sentido a estas alturas de la temporada. Tras un inicio sin un dominador claro, el gol de Ortuño cambió el partido. A partir de ahí, el CD Lugo llevó la iniciativa en el juego de principio a fin, algo que se refleja tanto en la posesión de balón (64%) como en los remates a puerta. No podemos obviar que el Real Oviedo tuvo ocasiones suficientes para haber podido sentenciar el partido.

En primer lugar, el objetivo principal de una defensa presionante no es robar el balón, sino forzar a los rivales a que cometan errores. Como en la acción precedida al gol. Sangalli recupera un balón en la zona central que posteriormente acaba en córner. Por contra, una presión excesiva y mal ejecutada puede ser contraproducente. El rival también juega e intenta contrarrestar lo que haces. En muchas ocasiones, por medio de cambios de orientación y con pases entre líneas. A más espacios libres, más facilidad para tomar decisiones.

Aspectos a tener en cuenta para poder realizar el pressing (modificado de Candelas, 2017):

• El pressing ha de ser colectivo y coordinado entre las diferentes líneas defensivas del equipo para que realmente sea efectivo.

• Especial atención en los marcajes.

• Tener una actitud de tensión.

• Se debe disponer de una gran condición física por el desgaste que supone.

• Se debe realizar en zonas restringidas y dando las menos posibles salidas al poseedor del balón.

• Planteamiento táctico del equipo contrario.

• Tiempo de juego o momento elegido.

• Marcador.

“No se trata de correr más, sino de estar bien situados. Los recorridos serán más cortos y eficaces. De lo contrario, no llegas a recuperar la pelota y la frustación es mayor” (Miroslav Djukic).

En la imagen inferior se aprecia como cada jugador del Real Oviedo ya está muy encima de su par. Sobre todo en la zona central. El pressing debe “activarse” en caso de ver alguna señal: un jugador que recibe de espaldas o realiza un mal control. El hecho de estar tan encima de tu par dificulta que el rival se atreva a dar ese pase. El equipo que ataca casi siempre juega en amplitud, con lo que si estás a expensas de sus movimientos, acabas por desorganizarte innecesariamente. Si das espacios por el carril central, el rival tiene dos salidas; si le permites jugar por fuera, lo más probable es que tengas opciones de éxito en la recuperación del balón.

“¿Sabe cuál es la diferencia entre un perro guardián y un perro feroz? Usted pone un perro feroz delante de la puerta de su casa y vienen dos ladrones. Al primero que se le acerca, el perro feroz le ladra y se le tira encima. El ladrón corre, el perro va tras él y se aleja de la puerta. El otro ladrón entra y le roba. En cambio, el perro guardián le ladra al primer ladrón, pero vuelve a custodiar la puerta, no la abandona. ¿Me entiende? El perro guardián es el que defiende en zona; el otro prefiere la marca al hombre” (César Luis Menotti).

Igual de importante es entender que la baja de Joselu supuso perder ese acoso constante a centrales, lo que les restaba tiempo para tomar decisiones y buscar opciones de progresión cortas. A veces no interesa recuperar inmediatamente, sino organizarnos de la manera más rápida posible porque es lo que más nos favorece. ¿Qué perfil de delantero tengo? ¿Mi línea defensiva es capaz de defender con metros a su espalda? ¿Cuántas veces tuvo que girar el Real Oviedo y correr hacia su portería el sábado pasado? El jugador es la variable más importante, aunque haya otras que también tengan su relevancia en el juego.

En la organización ofensiva, las sensaciones son diferentes. Capacidad para correr, verticalidad. En la segunda parte no tuvo que generar mucho para hacer peligro. En zona de inicio todavía quedan cosas por corregir, sobre todo dar apoyos más cercanos y escalonados si realmente se pretende jugar de forma combinativa. El recurso de Ortuño permite jugar directo y ser una referencia en la transición defensiva.

Vídeo (recuperación efectiva en banda):

2 comentarios sobre “Análisis Real Oviedo – Lugo por Pablo Riesgo

  1. LA REFLEXION DEL LUNES

    LLevamos dos jornadas de liga y parece que el tiempo no ha cambiado con respecto a la temporada pasada. Nos siguen creando muchas ocasiones y encajamos gol con demasiada facilidad y en los dos partidos que llevamos de liga el contrario ha generado más disparos de los deseables y eso es un aspecto a corregir pues es quizá una de las premisas para que este R OVIEDO y cualquier equipo empiece a tener posibilidades de ganar en partidos cerrados como ante el Lugo donde si me sorprendió que los lucenses tuvieran la mayor posesión del balón jugando de foraneos. Es claro que otro aspecto a mejorar y que seguimos sin encontrar las solución son los minutos finales de cada partido pues se nos escapan muchos puntos y ya sabemos lo que pasa al final de liga con los puntos que se pierden. No se lo que es pero hay que buscar solución o estrategia a esos minutos finales pues parece que al R OVIEDO los partidos le duran 85 minutos. Y no aprendemos la lección y ya son unas cuantas temporadas con este rol al que hay que encontrarle la forma de que no se nos pase. Un punto en Coruña y dos ante el Lugo son tres puntos que sea han ido al limbo y que aunque sea anecdotico a estas alturas de temporada si puede pasar factura al final de liga para no acordarse de estos puntos perdidos. En mi opinión falta mucha piedra que picar pero si es cierto que se han visto cosas buenas y supongo que cada partido el R OVIEDO debe mejorar e irá limando esos fallos para que los partidos tengan más garantías de exitos. Destaco el gran refuerzo que tenemos en la figura de Sangali pues creo que nos va a dar muchas tardes de gloria pero no comparto la idea de volver a jugar con un delantero y eso que Ortuño lleva dos de dos. De todas manera la esperanza es que en estos dos partidos se han generado ocasiones para haber ganado los dos partidos pero compensando se han dado demasiadas facilidades en defensa como para tambien haber perdido los dos partidos. Buen encuentro de Alfonso Herrero, buen tono de Cristian y Javi Fernandez. A Nieto le vi desubicado y algo perdido pero al menos lo intentó y espero que vaya a mas. Edu Cortina incansable asi como Tejera. Berjón intermitente pero como siempre cuando aparece el equipo lo nota. Sangali el motorin del equipo pues fue incansable con sus subidas y bajadas. Lolo en buen tono pero quizá se debe entender entre lineas y Ortuño parece que va cogiendo olfato goleador y espero que con sus goles lleve al R OVIEDO muy arriba. A gol por jornada son 42 goles. Quien los pillara. Pero este R OVIEDO es más pues espero la aparición de Arribas, Omar Ramos, Joselu y Barcenas.. Ibra es buen efectivo pero para Egea parece que no cuenta y hay que buscar una solución. Obeng es el aire fresco y nuevo del R OVIEDO pero no nos engañemos no es él llamado a llevarnos a las mejores cotas aunque si contribuir con sus goles pues los marcará. Acabo Sergio Egea nos devolvió al futbol profesional y hay que dejarle trabajar pues ya escucho palabras y comentarios en contra y esto lo hacemos siempre con que se sienta en el banquillo azul. Por tanto paciencia en una categoría donde en las dos primeras jornadas solo seis equipos de veintidos han ganado en casa. Próxima estación Fuenlabrada invicto con dos triunfos y sin goles en contra, recien ascendido y espero que rompamos el gafe con los ascendidos porque repito puntos que se pierden se echan de menos en nuestro objetivo que es claro el primero llegar a 50 puntos y despues ver veremos. Sin ilusión por el momento porque la marcará el equipo pero con confianza 100% pues espero que el trabajo restañe errores y ponga al R OVIEDO en las mejores cotas. Un saludo y nos volvemos a leer el próximo lunes despues del partido de Fuenlabrada. SOY OVIEDISTA. HALA OVIEDO SIEMPRE.

    Me gusta

  2. Magnifico análisis. Muy interesante lo que dices de descuidar la presión en el espacio central. Ante equipos que salen con el balón jugado (como el Lugo), eso es peligroso. Y me gusta lo de no correr mucho, sino correr bien. Me temo que jugamos para presionar en vez de presionar para jugar. El juego defensivo también se entiende con la pelota y en ese aspecto damos pena. La construcción depende de unos centrales al pelotazo: ausencia de centro del campo, balones muy sucios a los puntas, fútbol paradójicamente lento (faltas, fueras de banda, choques, ritmo cortado y pérdida de la posesion) y mensaje al rival de que quema la pelota. Me interesa tu análisis sobre la construcción ofensiva. Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s