Diario de un derby

IMG_6562

 

24 de marzo de 2019, un nuevo derby se celebraba a 28 km de la capital del Principado y la afición oviedista no fallaba.

Convocados a las 16:15 en los aledaños del Carlos Tartiere riadas de camisetas azules iban llegando a los distintos autobuses que nos trasladarían a apoyar a nuestro real Oviedo, desconociendo la odisea que nos esperaba.

Tras los pertinentes cacheos a las puertas de los autobuses perfectamente coordinados por la policía a las 17:30 aproximadamente poníamos rumbo a Gijón. Cánticos en los autobuses y ambiente festivo hasta la entrada a la ciudad del piles. Penoso dispositivo de entrada: 21 autobuses casi parados en las rotondas rodeados de aficionados rojiblancos con leve cordón policial que no invitaba a nada bueno. Una vez en el aparcamiento del estadio, la espera rutinaria mientras uno a uno los autobuses eran desalojados. Hasta ahí… bien. Lo peor estaba por llegar. El chacheo por parte de la seguridad del estadio vergonzoso cuando previamente ya habíamos pasado un registro por parte de la policía en Oviedo. Las mujeres por un lado, los hombres por otro…. Un guardia a un menor de 12 años mientras lo cachea: llevas algo guaje? … la cara de el crío de sorpresa: que va a llevar!!!!!

Accedemos a la grada para coger asiento y a falta de casi 2 horas… buen momento para ir al baño. Llega la primera odisea: urinarios abiertos en la planta baja del campo para 1200 personas. Lo de hombres y mujeres pasó a mejor historia… colas interminables de bajada que daban la vuelta casi a la segunda planta mientras todavía había gente entrando en el estadio. Posteriormente se habilitaron algunos urinarios más pero tarde mal y nunca. Tras horas en las que has estado encerrado en un bus…. algo que evidentemente sabíamos, pero sin nada que beber, te dispones a ir al bar y cual es tu sorpresa: los 3 existentes o que al menos yo viera en las puertas 6 y 6 bis: cerrados. Una hora después acudieron 2 señoritas con el bar portátil y un policía guardaespaldas que no se movieron de un rincón pero hicieron buena caja.

Lo futbolístico se deja para los analistas y entendidos pero a la vista (videos) está…. y solo decir que hubo momentos en los que esos 1200 callaron a todo un estadio, que despidieron a los suyos como si la victoria hubiera sido nuestra, que se sintieron orgullosos de un escudo y unos colores y que no dejaron de animar en los 90 minutos.

El desalojo del estadio en los tiempos previstos, una hora de espera que dio para ver repeticiones y comer un bocata a los que les quedaba animo para ello. Salida tranquila y rápida de Gijón… quizás lo mejor de todo el dispositivo aunque quizá no hubiera sido tan tranquila si el gol de Ibra hubiera subido al marcador… la vuelta previsible tras la derrota pero no es mas que una batalla… una batalla que algunos pensaron que nunca librarían y hemos vuelto… para quedarnos y para decir mas alto si cabe que Este muerto está muy vivo.

¡ HALA OVIEDO !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s