Javier y su primer partido en el Carlos Tartiere

Javier es uno de esos aficionado al Real Oviedo que sin saber muy bien porque le picó el “bicho azul” y ya quedó infectado para toda la vida. Este madrileño, ayer presenció su primer partido en el Carlos Tartiere y en la mañana de hoy hemos tenido la suerte de charlar con el.

Hola Javier, lo primero muchísimas gracias por atender a La Nueva Hoja Azul 

– ¿Como nace tu pasión por el Real Oviedo? 

Pues de la manera más simple. Cuando era niño jugaba a las chapas con mis amigos y como todos los equipos grandes estaban cogidos, elegí al Real Oviedo por simpatía porque me gustaban su escudo y sus colores… y aquí estoy.

– ¿Desde que año lo empezaste a seguir? 

Desde finales de los 80 y principios de los 90 cuando coge al equipo Irureta coincidiendo con la famosa eliminatoria de UEFA con el Genoa.

– ¿Algún familiar te inculcó el Oviedismo o sale solo de ti? 

Que va, salió completamente de mi porque, para quien no lo sepa, no tengo ni una sola gota de sangre asturiana.

– ¿Y a alguien se lo inculcas? 

Poco a poco he ido consiguiendo que algunos amigos pepineros (aparte de oviedista también soy del Leganés) o mi padre lo simpaticen y se alegren de sus victorias aunque sea por mi. Mención especial para mi chica que ya conseguí que viese algunos partidos conmigo y, sobre todo, que se alegre de las derrotas sportinguistas.

– ¿Qué partidos recuerdas con más cariño?

Todos aquellos que tumbamos a los grandes en el viejo Tartiere. De la historia reciente sin duda el ascenso en Cádiz y los dos derbis del Tartiere.

– ¿Como viviste los años más duros?

Imagínatelo. Pese a estar en la capital sufrí como cualquier oviedista esos momentos tan duros. Desde la lucha inicial por evitar que el ayuntamiento nos enterrara con su “Astur”, pasando por las derrotas en Arteixo y Caravaca, o ese 2012 que mandamos un SOS a nivel mundial porque el güelu se nos moría. Por todo esto jugar en Segunda me sigue sabiendo a gloria tras 12 años de penurias.

– ¿El presente?

Con la convicción de que lo más duro ya pasó, y que cada día que queda atrás estamos más cerca de volver nuevamente a la élite.

– ¿Si te pido un jugador de esta plantilla actual?

Tengo varios. Nereo Champagne y Omar Ramos por su pasado pepinero. Bolaño y su entrega en cada partido. Diegui por venir desde abajo. Tejera por lo completo que es. Barcenas que, poco a poco, sigue la estela de su paisano Dely Valdes. Toché por veteranía y trayectoria. Pero si solo te puedo decir uno me quedo con Mossa, por sus dos goles ya históricos en el derby y por lograr el prestigioso Patricio dorado, que para muchos oviedistas, vale más que cualquier balón de oro.

– ¿Un jugador de la historia que te marcara?

Difícil me lo pones porque me marcaron muchísimos jugadores de cuando me enganché al Real Oviedo. Gorriaran, Luis Manuel, Carlos, Dubovsky… ufff muy complicado. Sin embargo de la historia reciente te puedo decir Linares y sobre todo, Diego Cervero.

– Fuiste por primera vez al Carlos Tartiere. ¿Muchos sentimientos?

Imagínate. Cuando entraba por la puerta del Carlos Tartiere sentía que junto a mí lo hacía aquel niño que, en el año de su comunión, se hizo Oviedista por jugar con él a las chapas y lo imaginaba feliz y sonriente tras verlo ganar.

– ¿Te podías imaginar a la afición así? 

Al principio la noté algo fría por el horario y porque la entidad del rival no acompañaba viendo la clasificación pero, cuando peor lo pasábamos, ahí sentí que estaba en el Tartiere por cómo apretó la afición para salir del asedio del Nastic hasta que Bolaño marcó el gol que sentenciaba el partido, y empezar el serial de cánticos contra el vecino.

– ¿Que te pareció el partido?

Durante los primeros minutos vi al equipo con buenas intenciones pero faltaba una velocidad más en ataque, más cuando veías que si marcábamos, el cerrojazo del Nastic desaparecería. En el segundo tiempo se aumentó esa marcha y llegó el gol de Joselu pero, por momentos, el fantasma lucense se hizo notar con el asedio a nuestra portería. En ese momento pensaba que si salíamos de ese bache y marcábamos en una jugada aislada cerrábamos el partido… y así fue.

– Próxima semana Derbi…

Posiblemente, el partido que todos marcamos en rojo cada verano cuando nos dan el calendario. Este derby será crucial en nuestras aspiraciones y más que ellos llegan en muy buen momento. Si vuelvo a acabar empapado de cerveza en la sede de mi peña como la temporada pasada con el gol de Toché será muy buena señal.

– ¿Cómo viviste desde Madrid el de la primera vuelta?

Igual que si hubiera estado allí. Nervioso y muy tenso durante los 90 minutos, pero ya me venía de antes conforme me iban pasando videos y fotos del corteo de la afición hasta llegar al estadio. De hecho hice aposta este recorrido el domingo hacia el Tartiere y me sorprendió como por un instante, ese entorno de una ciudad tan tranquila como es Oviedo se pudo convertir en un escenario digno del Apocalipsis.

– ¿Que esperas de la temporada?

Seguir creciendo hasta lograr culminar la cima. Esta temporada espero que el Real Oviedo suba otro peldaño más jugando su primer playoff para, principalmente, coger más galones en Segunda División por si no se ascendiera.

– Si se lograse jugar ese playoff ¿te volveríamos a ver en el Carlos Tartiere?

Por supuesto, cuenta con ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s