La Crónica de Carlos Del Valle

CREDIBILIDAD

Si hay algo que tanto el equipo como Anquela han ganado a ojos de la afición este arranque de año es credibilidad. Recuerdo, las dudas surgidas a inicios de la temporada, Yo incluido, por supuesto, cuando vimos un equipo que encajaba goles a la mínima, dando bandazos en las alineaciones y que nos hacía presagiar lo que iba a ser un año complicado con la sensación de que cada rival nos parecía el Milan de Sacchi.

Pasada la euforia del derbi y de la goleada en casa al Reus, llegó una plaga de lesiones, sumada a malos resultados (algunos injustos por caprichos del balón o del trencilla de turno) hizo que cobrase mucha fuerza el runrún del cambio de entrenador o del “año perdido”, pero cosas del fútbol, llegó 2019 y fieles a la idea de juego con la que se terminó 2018, con la paulatina recuperación de efectivos (contra el Málaga faltaron 5 titulares) y con ese punto de acierto que siempre es necesario, han llegado los resultados y las aguas parece que bajan más tranquilas, incluso se ve cierto optimismo ante el partido del viernes, que para los agoreros es la Santísima Trinidad, de viernes, por gol y en Zaragoza (donde nuestro índice de puntos, no supera el 10% históricamente).

Sobre el partido del domingo, poco hay que contar, un día más en la oficina. Vimos un equipo reconocible, con un sello de identidad de saber a qué quiere jugar, con fases brillantes moviendo el balón al inicio del partido y que bien hubiese merecido llevar una ventaja mayor al descanso. Defendiendo con orden atrás, anulando por completo el del Extremadura, que no es ni de lejos la banda que vino a Oviedo, y arriba jugando con criterio, se nota muchísimo la mejora en el rendimiento de Folch cuando el rival no la mueve rápido y cuando Folch está Tejera mejora aún más el rendimiento.

La consigna fue clara por parte del mister, al igual que contra el Tenerife, orden atrás y apretar las bandas, con Joselu arriba buscando los espacios y moviendo a la defensa. El Oviedo fue superior en la primera parte, muy superior, controlando el partido tanto por medio de la creación bajo los mandos de Tejera como fruto de la presión de los tres de arriba por medio de la cual Diegui se plantó en el área en franca ventaja, pero en vez de definir prefirió ceder a Joselu (o Bárcenas, no recuerdo) para que la enviase al fondo de la red.

El partido siguió en la misma línea, con un Oviedo mandando y un Extremadura dedicándose poco más que a intentar frenar con falta y dureza a Folch y Tejera (nuevamente excesivamente permisivo el arbitraje), hasta que en el minuto 35, a la salida de un córner, un balón enviado por Bárcenas al segundo palo, permitió que Carlos Hdez volviese a dominar por arriba y asistiese a un Joselu que se había quedado libre de marcas.

La segunda parte comenzó de manera similar, quizá con más caída hacia el costado derecho por medio de la asociación Diegui-Carlos, cuya primera jugada de asociación de la segunda parte, Diegui le hizo el carril a Carlos para que enviase un centro medido que Folch no supo aprovechar, pero que pocos minutos después repitieron para que esta vez si, un Bárcenas que está “con la flecha para arriba” anotase el 0-2.

A partir de ahí, el Extremadura lo metió todo al campo y el Oviedo se dedicó a gestionar la ventaja, sobre todo por medio de un trabajo de posicionamiento de los tres de atrás que hizo que el Extremadura apenas inquietase a un atento Nereo. De hecho, las dos mejores ocasiones de los locales fueron por dos errores de un cansado Carlos Martínez en dos balones perdidos.

Lo dicho, ahora estamos con la flecha para arriba y sobretodo con la confianza reforzada en lo que se está haciendo, tras cuatro meses sin ganar fuera de casa, llevamos dos victorias seguidas, sería muy importante lograr los tres puntos el viernes en el que es un campo maldito para nosotros.

Los jugadores

Nereo, segunda hoja limpia seguida, muy atento sobretodo en el primer error de Carlos Martínez y en una jugada del Extremadura que aunque acabó en fuera de juego, resolvió sin problemas. Un 7

Carlos Martínez, al igual que los boxeadores lo último que pierden es la pegada, un futbolista no pierde el toque de balón. Está aún fuera de forma (prueba de ello los dos errores de la segunda parte), pero el domingo demostró que es capaz de poner balones de gol a los compañeros y eso en segunda es fundamental. A pesar de los dos citados errores, le voy a dar un 6.5

Carlos Hernández, nuevamente partido a destacar en las tareas defensivas, haciendo un trabajo descomunal junto con sus compañeros de zaga y asistiendo a Joselu para el 0-1. Un 8

Alanís, lo mejor del trabajo del Alanís, es que no estamos echando de menos a Forlin y al igual que los dos compañeros atrás, un trabajo perfecto anulando al rival, es difícil destacar a alguien por encima de los demás cuando se trabaja tan bien en colectivo. Un 7.5

Javi Hernández, parece que lleva jugados 200 partidos en segunda división, seriedad, orden, colocación en el campo, de lo mejor de la temporada. Un 7.5

Mossa, bien en líneas generales, esta vez el protagonismo vino por el otro costado, pero para mí cumplió tanto arriba como abajo. Un 6

Folch, mejor, mucho más cómodo que la semana anterior y muy atento para recuperar balones cuando tocó ponerse a defender. Un 7

Tejera, el dueño y señor del medio del campo, gestionando los tiempos como se le pide a un mediocentro, capaz de mandar cuando hace falta liderar al equipo en ataque y a la vez con la capacidad de destruir cuando toca defender, para mí el mejor del partido. Un 9

Diegui, mejor de extremo que de lateral, se asoció muy bien con Carlos Martinez, por ponerle un pero, en la jugada que le quedó el balón en el área con opción de gol tenía que haberse animado a definir, aún así, un partido más que decente. Un 6.5

Bárcenas, sigue de dulce, además de ser un incordio constante para la defensa del Extremadura, ahora mismo está en ese momento que tienen los futbolistas en los que cada balón que toca es sensación de peligro, se ve que ha progresado mucho en lo táctico. Además de eso, se saca un gran centro en el 0-1 y anota nuevamente. Un 8.5

Joselu, trabajador incansable en la presión, ayer por fin se llevó su merecido premio con un gol de ratón del área, buscando el espacio para remachar una asistencia de Carlos Hdez, me alegro por que lo merece y lo necesita para adquirir confianza. Un 7.5

Toché, salio a hacer su trabajo y a apoyar en la defensa del balón parado. Lo dije la semana pasada y lo mantengo, está lejos del nivel de otros compañeros, en condiciones normales (plantilla completa), apenas gozaría de minutos. Un 3

Javi Muñoz y Boateng, sin tiempo

En fin, no se vosotros, pero Yo tengo ganas de que llegue el viernes, llevar 9 de 9 con dos partidos jugados fuera de casa y sobretodo la sensación en los rivales de que ahora nos ven como un equipo serio y duro de doblegar, me da motivos para creer en un resultado positivo en Zaragoza y aunque lo pasado, pasado está sigo diciendo que este equipo podría estar más arriba, el penalti a Viti en Canarias, la falta de fortuna en Granada y los postes ante el Málaga son los 5 puntos de diferencia con el pelotón del playoff. Ahora solo queda trabajar, seguir trabajando y esperar que los resultados lleguen. ¡ HALA OVIEDO !

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s